La Regla del 80/20

La Regla del 80/20 es uno de los conceptos más útiles para la administración del tiempo. También se la llama Ley de Pareto, por el economista italiano Vilfredo Pareto, quien fue el primero que la enunció en 1895.

Pareto observó que la gente en la sociedad de su época parecía dividirse naturalmente entre el 20% “superior” en términos de dinero e influencia, y el 80% restante.

Más tarde Pareto descubrió que todas las actividades económicas estaban sujetas a esta misma Regla.

Por ejemplo, esta regla establece que el 20% de sus actividades va a producir el 80% de sus resultados. El 20% de sus clientes va a producirle el 80% de sus ventas. El 20% de sus productos va a generar el 80% de sus ganancias. El 20% de sus tareas va a generar el 80% del valor de lo que usted hace, y así en todo.

Esto significa que si usted tiene una lista de diez cosas para hacer, dos de esas cosas van a tener el mismo valor que las ocho cosas restantes todas juntas.

Es un interesante descubrimiento.

Cada una de esas tareas puede llevarnos el mismo tiempo para ejecutarlas. Pero una o dos de ellas van a aportarle cinco o diez veces más valor que cada una de las demás.

Frecuentemente una cosa en una lista de diez que usted tiene que hacer vale más que las otras nueve sumadas.

Esta tarea es la que usted debe hacer primero.

Las tareas más valiosas que usted puede realizar cada día son, habitualmente, las más difíciles y más complejas. Pero la recompensa por completar estas tareas eficientemente puede ser muy importante. Por esta razón, usted tiene que evitar ponerse a trabajar en actividades del 80% inferior hasta que las actividades correspondientes al 20% superior estén completamente hechas.

Antes de empezar a hacer algo, pregúntese, “Esta tarea, ¿Está en el 20% de mis actividades de mayor valor, o en el 80% inferior?”

La administración del tiempo es la administración de la vida. Esto quiere decir que usted toma control de los acontecimientos. La administración del tiempo es tener el control sobre lo que usted va a hacer.

Y usted siempre tiene la libertad de decidir lo que va a hacer primero. Su capacidad para elegir entre lo que es importante y lo que no determina, en una gran medida, el éxito en la vida y en el trabajo.

Las personas efectivas y productivas se disciplinan a sí mismas para empezar con las tareas más importantes que tienen frente a ellos.

Estas personas se obligan a “tragarse el sapo” de las tareas difíciles, porque son las tareas más importantes. Como resultado de esto, logran mucho más que las personas promedio, y en consecuencia, consiguen más.

Aquí hay dos cosas que usted puede hacer de inmediato al respecto:

Haga una lista de todos sus objetivos, actividades, proyectos y responsabilidades actuales.

¿Cuáles de todos estos son los que constituyen el 10% o 20% que va a representar el 80% o 90% de sus resultados?

Resuelva hoy mismo invertir la mayor parte de su tiempo en aquellas pocas actividades que realmente producen una diferencia en su vida y su trabajo, y menos tiempo en actividades que representan un valor menor.

 

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s